Artista autodidacta Susan Christen: «Mis muñecas son mis guaguas, son mágicas»

Desde el encierro motivado por la cuarentena, esta artista analiza su trabajo y las dificultades que ha encontrado al momento de presentar su arte.

(Un reportaje de Felipe Sasso, periodista y escritor sanfernandino. Miembro del equipo de comunicaciones de Artistas Locales de San Fernando).

Como Asociación de Artistas Locales de San Fernando hemos querido iniciar un ciclo de artículos presentando a distintos exponentes del arte y la cultura en nuestra comuna. En esta primera entrega, hemos escogido a Susan Christen y su original trabajo con las muñecas de porcelana articuladas, a través de su proyecto Rayen Artdolls.

Susan es originaria de Valdivia, en el sur de Chile, pero vive en San Fernando desde hace varios años. Estudió la carrera de Veterinaria, pero es en el arte donde ha encontrado su mayor espacio de crecimiento y desarrollo, “Tengo una pata en la artesanía y otra pata en las artes visuales”, señala a modo de introducción esta artista, que llama cariñosamente “niñas” a todas sus muñecas.

Esta artesana autodidacta ha ganado reconocimiento a través de la serie de muñecas de porcelana articuladas que honran a mujeres importantes de nuestra historia, así como a las pertenecientes a los pueblos originarios y a las que han surgido del imaginario de los mitos.

El trabajo de Susan ha sido reconocido por la dedicación que ha puesto en sus muñecas; de hecho, en cada una de ellas dedica dos meses de intenso trabajo. El resultado es un diseño único y a escala de figuras tan prominentes como Inés de Suárez, María Luisa Bombal y Margot Duhalde, además de mujeres que representan a los pueblos Aymara, Mapuche, Selk’nam y Kawashkar, entre otros.

Este trabajo consiste en una muestra itinerante que Susan ha exhibido en distintos museos y centros culturales, de ciudades tan diversas como La Serena, Rancagua, Santiago, San Fernando, Temuco y Ancud. Sin embargo, actualmente su labor se ha visto suspendida debido a la contingencia causada por el coronavirus. De todas formas, la artista ha aprovechado este periodo para organizar sus próximos proyectos, dos en particular, que tienen relación con la migración y el maltrato.

Es en medio de este encierro voluntario donde Susan se hace un tiempo para analizar la importancia de su trabajo y las dificultades que ha tenido al momento de presentar su arte.

¿Por qué escogió abordar la temática de las mujeres chilenas en la historia, en los pueblos originarios y en la mitología?

La pregunta partió por en qué me iba a diferenciar yo de las otras artistas rusas, americanas y alemanas que hacen muñecas, si todas hacían lo mismo: haditas, personajes de cuentos y todas esas cuestiones. Ahí opté por hacer mujeres chilenas, mujeres power, entonces ahí salió esa línea de mujeres de la historia, de los pueblos y del imaginario de los mitos.

¿Cómo se define como artista?

Me defino como dispersa, yo creo que por eso me gusta tanto el tema de las muñecas porque tienes que hacer un montón de técnicas súper distintas unas de otras, que no te alcanzas a aburrir, no siempre estás haciendo lo mismo, es todo distinto. Hay que hacer desde peluquería, coser, modelar la arcilla, hasta maestro chasquilla para hacer los muebles. Todas las técnicas están metidas, así que eso satisface toda mi curiosidad creativa.

¿Cuál cree que es la importancia de su trabajo artístico?

Lo que yo hago es patrimonio, es dar a conocer el patrimonio. No es una técnica patrimonial a pesar de ser antigua, pero en el fondo doy a conocer el patrimonio cultural de nosotros.

¿Qué son sus muñecas para usted?

Mis muñecas son como guaguas, te cuesta tanto hacerlas que es casi un parto. Cuando la armas, es como “guau, está viva. Cuando pones todas las piezas juntas y ya es una figura humana en chiquitito, es como magia. Cuando hablo de ellas hablo de “mis niñas”, pero no peino la muñeca todo el rato. Siempre hablo de las niñas y yo.

¿Cuál es el principal obstáculo o desafío que ha encontrado al dar a conocer su arte?

Es difícil dar a conocer este arte, como que la gente no lo pesca mucho al principio. La gente escucha “muñecas de porcelana” y se imagina a Anabelle. Aunque tú les digas que son distintas, no las pescan, hasta que las ven. El tema es que la gente las vea… Tampoco las valoran, porque piensan que son como Barbies para llevarles a sus hijas. A mí me gustaría que las vieran como un objeto heredable, porque en el fondo a esta muñeca no le pasa nada, no es como una muñeca plástica. Es un objeto decorativo, de colección, eterno.

¿Qué le ha parecido la creación de la Asociación de Artistas Locales de San Fernando?

Estaba bueno ya, eso hacía falta. Era una necesidad que hacía falta hace rato, habían distintos tipos de rubro, pero ahora con una asociación que los pueda unir a todos podría servir para que les dé más power, sobre todo para armar cosas y proyectos en conjunto. Espero que resulte, que tenga larga vida y que no haya problemas porque hay algunos rubros que son bien peleadores (risas).

DATOS DE CONTACTO
Susan Christen Grandjean
Facebook: rayenartdolls
Instagram: rayenartdolls
Correo: rayenartdolls@gmail.com
Mas información de Artistas locales de San Fernando en http://artistaslocalessanfernando.wordpress.com

Comments

comments