OPINIÓN: Sobrepeso y obesidad

(POR: Dra. Triny Correa de Rojas / www.trinycorrea.com). Según la encuesta nacional de salud 2016-2017, el 74.2 % de los chilenos tienen exceso de peso, este problema es mayormente visto en mujeres del tramo más vulnerable, con una situación especialmente preocupante, en niños en edad preescolar, cerca del 50 % tienen sobrepeso u obesidad.

Es conocido por muchos que el exceso de peso recae fuertemente de manera directa sobre el deterioro de la salud y la calidad de vida de quien la padece, además la obesidad tiene una robusta relación directa con la presencia de enfermedad no transmisible, ya que es común que el obeso desarrolle diabetes, hipertensión arterial y algunos tipos de cáncer. Ésta además reduce por 10 años la expectativa de vida.

Este problema no se circunscribe a Chile, es una pandemia, que representa altos costes en salud pública, de allí radica la importancia de su tratamiento.

Considerarla o no una enfermedad, ha sido un punto muy debatido, es conocido además que existe una predisposición familiar: si tus padres y abuelos son o fueron obesos, muy probablemente Ud. lo sea, pero: ¿Heredamos las costumbres alimentarias o hubo una predisposición genética? La respuesta a esta cuestión es muy sencilla, la obesidad es un problema multifactorial, complejo y de difícil abordaje terapéutico.

La comercialización de alimentos procesados, altos en azúcares y grasas, la simplificación de la vida creándose medios de transporte que nos invitan a no caminar, la masificación de la costumbre de entregarnos por horas a ver la televisión, visitar redes sociales a través del teléfono y entretenernos con videojuegos, la aparición del trabajo digital, ahora todo lo realizamos a través de los ordenadores, generándose puestos de trabajo donde el empleado está obligado a permanecer sentado durante toda su jornada; la gran consecuencia: consumimos más calorías y quemamos menos de ellas, con un balance global negativo que aumenta el volumen de nuestro tejido graso.

Por su naturaleza multifactorial, debemos abordarla de la misma manera, desde todas sus vertientes, determinando los aspectos psicológicos, sociales, económicos, genéticos y nutricionales que la ocasionan, todo va más allá de un sencillo balance de ingestas y excretas de calorías, en muchos casos encierra aspectos psico-biológicos como ansiedad, miedo, sentimientos de culpa, baja autoestima y autoflagelación.

Buscar ayuda, educarnos, leer sobre estos temas, es el inicio de la solución a este gran problema de salud pública, pensemos en nuestros niños, en la marca de vida que les estamos entregando, todo en conjunto debe servirnos de reflexión.

Comments

comments