Abanderado chileno Marco Grimalt se reunió con selecciones de vóleibol de Santa Cruz y Palmilla

Como parte de su alto compromiso con la vida saludable y un sólido sentido de aporte con la comunidad local, Viña Estampa recibió la especial visita del reconocido deportista y seleccionado nacional de vóleibol playa, Marco Grimalt, destacado como el mejor jugador de vóleibol en la historia de Chile, y junto a su primo Esteban Grimalt, han competido como dúo en los dos últimos Juegos Olímpicos, participando además en los Juegos Panamericanos y en distintos torneos a nivel mundial.

Entre las principales motivaciones de Grimalt para visitar Estampa, fue el reunirse con las selecciones de voleibol de Santa Cruz y Palmilla, ambas compuesta por jóvenes estudiantes pertenecientes a diferentes comunidades educativas de dichas comunas, quienes además de mostrar todas sus habilidades en una inédita exhibición amistosa, tuvieron la oportunidad de compartir de manera exclusiva con el deportista de elite, conociendo desde su propio relato, parte del camino recorrido como voleibolista nacional.

La singular amistad de Marco Grimalt con la bodega familiar ubicada en Palmilla, pleno corazón del Valle de Colchagua, se inicia en 2018 cuando el seleccionado chileno, acepta la invitación de Estampa para ser “abanderado” de su connotada colección de vinos. “Más que agradecido de la viña por invitarme a conocer sus
instalaciones, además lo que he conocido del valle me ha encantado. También muy contento por ser parte de este momento tan especial. Me voy súper motivado por conocer un poco más de la historia de los niños de Palmilla y Santa Cruz pues son relatos de esfuerzo, de superación, de un trabajo en equipo que ellos hacen día a día. Mi mensaje para ellos es que busquen lo que los apasiona y persigan siempre sus sueños en base al sacrificio y la perseverancia, sacando provecho a todo el camino disfrutando el proceso”
, subrayó el seleccionado nacional de vóleibol playa.

Viña Estampa desde sus orígenes -en el 2001-, y en la actualidad, como parte de su política de sustentabilidad, desarrolla permanentemente diversas acciones que generan impactos positivos, especialmente con las comunidades aledañas a sus instalaciones, mediante diferentes actividades que son un verdadero aporte en lo cultural y también lo social. Así por ejemplo, creando lazos con colegios y diferentes instituciones ubicadas en los alrededores de su bodega y viñedos, todo con el fin de mostrar a la elaboración del vino desde una perspectiva más educativa y cercana.

“Esto sumado a nuestra permanente contribución al empleo local, al fomento del turismo en el Valle de Colchagua, y a propiciar distintas oportunidades de emprendimiento apoyando a pequeños microempresarios gastronómicos y artesanos de la zona. De igual manera, nuestra viña es reconocida a nivel internacional por su cercanía con el deporte, por eso nos sentimos honrados de contar con la presencia de nuestro embajador Marco Grimalt, ayudándonos a continuar en esta senda que además de estar basada en principios y prácticas sustentables, nos permite difundir particularmente una forma de vida saludable”, aseveró Cristian Isbej, gerente general.

Comments

comments