SAN FERNANDO: Colegio Marista suspende transitoriamente de sus funciones a capellán

A través de un comunicado, el Instituto San Fernando de la capital provincial de Colchagua, informó que el capellán de la comunidad educativa, el padre Robinson Piña, se encuentra suspendido momentáneamente de sus funciones a raíz de la investigación que lleva adelante el Obispado de Rancagua tras las denuncias por conductas impropias.

Piña, que está en la nómina de 14 sacerdotes suspendidos, según expuso el rector del ISF, Manuel Llanos, «es uno de los sacerdotes suspendidos, sin embargo, me aclaró que hay nombres directamente relacionados con estos hechos y otros -como en su caso- solo mencionados indirectamente».

Junto con ello, el rector aduce que «como comunidad educativa de cientos de alumnos y alumnas que diariamente nos confían las familias de San Fernando y sus alrededores, y en conjunto con los Protocolos de Protección que se ha dado la Congregación Marista en Chile, le he comunicado al Padre Robinson que mientras dure la investigación y se aclara su situación, transitoriamente se suspenderán todas sus actividades pastorales relacionadas con el colegio».

LA INVESTIGACIÓN DEL OBISPADO

El Obispo de Rancagua, a través del Pbro. Marcelo Lorca (Doctor en Derecho Canónico, Notario del Tribunal Eclesiástico y Promotor de Justicia), informó a la comunidad que, ante los últimos acontecimientos dados a conocer por los medios de comunicación, se están realizando las siguientes acciones:

1. Se ha realizado una reunión con todo el clero diocesano de la Diócesis de la Santa Cruz de Rancagua para dar a conocer la situación que se está viviendo y las medidas tanto pastorales como judiciales que se han adoptado.

2. Se ha restringido de su ministerio sacerdotal a 14 sacerdotes. Lo que significa que se ha tomado conocimiento, fundamentalmente por lo expuesto por los medios de comunicación, de que estos sacerdotes han incurrido en acciones que pueden constituir delitos tanto en el ámbito civil como canónico.

3. Queremos señalar que no contamos con antecedentes de que las acciones de los sacerdotes suspendidos sean constitutivas de delitos desde el punto de vista jurídico. Por ello se está cotejando toda la información que se posee y las medidas pastorales que se adoptan tendrán relación a ello.

4. Reiteramos que hemos hecho una denuncia a la fiscalía de Santa Cruz, con los antecedentes que ha proporcionado canal 13, sobre Luis Rubio Contreras. Y pondremos todos los antecedentes con que contamos a disposición de la fiscalía.

5. En el aspecto Canónico ya se mandaron todos los antecedentes de los que disponemos a la Santa Sede.

6. Hacemos un llamado a quienes tengan información sobre hechos que no se condicen con la fidelidad al sacerdocio, que los den a conocer a las instancias respectivas de la Iglesia. En la Diocesis de Rancagua los pueden aportar al mail pcavour@iglesia.cl o prevenirabusos.rancagua@iglesia.cl

7. Con relación al reportaje de canal 13 donde da testimonio Luis Rubio González, queremos precisar que desde 2013, desde que se toma conocimiento de la denuncia que hay en su contra, no ejerce ninguna función en la Iglesia. Además, a raíz de esto él presentó su dimisión al diaconado, estando todos sus antecedentes en la Santa Sede.

8. Lamentamos profundamente cualquier acto o situación que atente contra los valores y principios que sustentan a nuestra Iglesia Católica y queremos manifestar nuestra solidaridad con las víctimas. Una vez más les pedimos perdón, rogando con insistencia que los delitos se denuncien.

Comments

comments

También te puede interesar