PRODEMU destacó tres historias de vida de mujeres de la zona, una de ellas sanfernandina

Este mes en que se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, PRODEMU, destacó el rol de aquellas mujeres que han sido parte de su oferta programática en estos 30 años de historia acompañándolas y apoyándolas, haciendo visible diferentes aspectos, desarrollando su creatividad, capacidad de asociatividad organizacional, autonomía, emprendimiento, áreas productivas, fomentando la corresponsabilidad familiar, liderazgo, entre otras dimensiones.

En este contexto, es que la Institución perteneciente a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República, valoró en sus importantes labores que desarrollan, donde se esmeran día a día por lograr sus metas. Mujeres esforzadas que en estos difíciles tiempos de pandemia han seguido su rutina de trabajo en los diferentes rubros o se han reinventado para sacar adelante sus emprendimientos y a sus familias.

Es por esto que en la región de O’Higgins, PRODEMU resaltó a tres mujeres que han sido líderes, donde cada una posee una historia de vida conmovedora, de esfuerzo y sacrificio. Ellas son Julia Pino Araya de Requínoa, María Hernández Vaquer de San Fernando y Mónica Calderón Nahuel de Paredones.

MARÍA HERNÁNDEZ: “CON PRODEMU APRENDÍ A EMPODERARME, A CREER QUE SOY UNA GRAN EMPRENDEDORA”

Dedicada a realizar productos caseros y buscar cómo potenciar su negocio del rubro en alimentación, en el año 2010 María Hernández Vaquer de San Fernando, conoció PRODEMU y fue desde ese entonces que ha estado ligada a la institución “comencé con un taller de emprendimiento, después estuve en Mejorando Mi Negocio en el año 2012, hasta participé en un piloto de cultura en el 2016 donde aprendí teatro”, recuerda.
Si bien en primera instancia participaba como alumna del taller, su bagaje en el área, la hicieron pararse frente a otras mujeres para contarles su experiencia “Yo iba a vender mis productos y cada vez que habían nuevos talleres participaba, comencé a dar charlas de cómo había crecido en mi emprendimiento donde hago empanadas y pan amasado, entre otras cosas”.

María cuenta que en su vida PRODEMU “ha sido muy importante, porque me ha abierto caminos. Con PRODEMU aprendí a empoderarme, a creer que soy una gran emprendedora y fui capaz de pararme al frente de otras mujeres para enseñarles mi experiencia, PRODEMU fue un gran paso para mí”, aseguró.

Si bien María admite que este tiempo de pandemia ha sido complicado en el ámbito económico, reconoce que los talleres presenciales hacen falta “se extraña mucho los talleres de PRODEMU, porque uno conoce gente y no es lo mismo digital que en persona”, cerró.

Comments

comments