SAN FERNANDO: La tala de la discordia

Este martes los sanfernandinos observaron atónitos las redes sociales, producto de fotografías publicadas por el municipio local -las que luego fueron borradas- donde se aprecia una tala de árboles en la avenida Bernardo O’Higgins.

La principal arteria de la ciudad, hace una década fue remodelada y quedó como la conocemos hoy, con dos pistas vehiculares por sentido, un bandejón central con árboles, lo mismo en las veredas oriente y poniente, con frondosas especies y también ciclovía.

¿Por qué motivo se produjo esta tala?

La repartición postuló a un “Programa de Mejoramiento Urbano” (PMU) con una inversión cercana a los 58 millones para la construcción de bahías de estacionamiento. Lo anterior, como lo explicó el mismo municipio en un nuevo comunicado (esta vez sin fotografías) “como una medida compensatoria al retiro de los estacionamientos, efectuado años atrás en esa zona”. ¿Compensación para quién? Para la Cámara de Comercio de San Fernando. ¿Recuerdan la polémica que se generó en aquella época? Que se iban a cerrar los locales comerciales, que nadie vendía, etc., etc. ¿Pasó eso en estos años? La gran mayoría de los negocios, algunas de muchas décadas de creación, siguen ahí, no cerraron. Es más, se han instalado otros. ¿Y eso de poder estacionar en O’Higgins? Nadie se acordaba, la ciudad se acostumbró a la modernidad, a una vía rápida para cruzar la ciudad de norte a sur y a caminar unas pocas cuadras para poder adquirir bienes y servicios que se comercializan allí.

Pero, volviendo a las faenas, se explica que “la habilitación de estos aparcaderos dará mayor fluidez al tránsito y permitirá que las personas accedan a efectuar sus trámites en los locales emplazados en el sector, tales como empresas distribuidoras de electricidad, cajas de compensación, talleres mecánicos y restaurantes”.

Además, y como exculpándose de sus pecados, en el escrito se advierte que “este proyecto fue aprobado a través de Serviu”. (FOTO: Municipalidad de San Fernando).

Comments

comments